"Ganar es bonito pero luchar por la victoria lo es aún más" F. Alonso

miércoles, 30 de octubre de 2013

La familia de María de Villota recoge la Medalla de Oro al Mérito Deportivo


Ayer se entregaron en el teatro Cofidis-Alcázar de Madrid las medallas al mérito deportivo. La Infanta Doña Elena fue la encargada de entregar la Medalla de Oro al Mérito Deportivo, a título póstumo, a María de Villota.

La distinción fue recogida por un emocionado Rodrigo García, viudo de la tristemente desaparecida María. Tampoco faltaron los padres y el hermano de la piloto madrileña, aunque quisieron que fuera Rodrigo el encargado de recoger el galardón. Además se proyectó un video que recogía algunos momentos de la vida de María, que emocionaron a los presentes. "Muchas gracias en nombre de María. Estoy seguro que este reconocimiento al mérito deportivo ella lo hubiera convertido en un mensaje de aliento para todos aquellos que en el deporte o en la vida luchan por superarse y conseguir sus metas. Esperamos que en su ausencia su mensaje siga llegando lejos. Voy a leer una frase suya: 'Sonríe, por Dios, o por lo que tu quieras porque hoy estás aquí y te queda mucho por vivir en este día'" dijo visiblemente emocionado el marido de María.

Emilio de Villota, padre de María, agradeció las múltiples muestras de cariño que están recibiendo:  "Estamos muy agradecidos por el cariño que está mostrando la gente, por la fuerza que nos están transmitiendo y el cariño recibido. María entregó su vida a su pasión por el deporte. Todas estas muestras nos están ayudando mucho para ocupar el vacío que nos dejó su pérdida. Ella fue un ejemplo para todos".

María merecía esta medalla como la que más, lo triste es que haya tenido que fallecer para que se la concedieran. A quien corresponda, los reconocimientos se hacen en vida, por favor, que nada nos hubiera gustado más que ver a la propia María recogiendo su medalla. Su familia tiene que sentirse orgullosa de una hija, esposa y hermana que supo sobreponerse a las adversidades y salir adelante como la campeona que era. Un abrazo para todos ellos.


2 comentarios:

  1. Me alegro de esta medalla ya que fue un ejemplo María, besines!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una pena no habérsela entregado en vida. Besines!

      Eliminar

Muchas gracias por dejarnos tu comentario ;)